Ignacio Iglesias (Andbank España): “Habrá fusiones y adquisiciones en el futuro en banca privada”

En el negocio de banca privada el talento es clave para aportar un valor diferencial respecto a la competencia. Una captación que puede venir de dos maneras, o bien buscando en el mercado o bien a través de operaciones corporativas de M&A.

“Las fusiones y adquisiciones tienen que ver con oportunidades de crecer de golpe y este proceso tiene que estar ligado a un proyecto de integración de los banqueros”, afirma Ignacio Iglesias, consejero delegado de Andbank España, en el décimo aniversario del Think Thank de BNY Mellon Investment Management y FundsPeople, en el que se ha organizado una jornada temática para abordar retos y oportunidades de la banca privada y donde se ha presentado el I Barómetro de Altos Directivos en España.

Iglesias, ha participado en la mesa redonda “La banca privada del futuro: tendencias clave para el negocio de altos patrimonios”. Uno de los aspectos abordados son los procesos de M&A, sobre lo que el Barómetro revela que el 55% de los directivos encuestados considera que el baile de fusiones y adquisiciones va a continuar en el negocio de banca privada. Uno de ellos es el CEO de la entidad en España, quien afirma contundente que “habrá fusiones y adquisiciones en el futuro hacia una concentración para alcanzar el tamaño óptimo para dar el servicio”.  

Afirma que en la actualidad estos movimientos están empujados por la “presión” regulatoria. “Hay más requerimientos técnicos, la normativa pide más cosas y distintas, lo que encarece la actividad, tienes que vigilar en más sitios, estrechando nuestros márgenes. Esto hace que el tamaño sea la solución”, señala.

En esta captación de talento que se produce, pone en valor que una entidad sea atractiva para el desarrollo profesional de las personas. Dice que hay que estar “abiertos” a la rotación de perfiles, algo que es “sano y competitivo en general”. Ahora bien, “la rotación excesiva puede denotar un problema en la retención del talento o en la incorporación a un proyecto. Todos tenemos que pensar en dónde se crea valor, porque los movimientos de los últimos tiempos dejan claro que el banquero tiene menos dominio sobre sus clientes. Estos siguen cada vez menos al banquero”, advierte.

Crecimiento orgánico

El consejero delegado de Andbank España destaca las ventajas que tienen las entidades más pequeñas frente a los grandes por su especialización y menores conflictos de interés.

A nivel de productos y servicios, y teniendo en cuenta el marco regulatorio que limita de forma parcial las retrocesiones, el producto dominante sigue siendo el fondo de inversión, “por su capacidad de diversificación y las ventajas fiscales”, y, en su opinión, va a haber “más gestión pasiva que abarata los costes”.

También apuesta por la inversión alternativa que, en la actualidad en nuestro país tiene un peso en las carteras de alrededor el 20%, calcula, frente a los en tornos al 30% en otros países. “Pensamos que ese recorrido se va a hacer” en España, asevera, porque “tiene sentido que, de alguna forma, el desarrollo del mercado de capitales hace que el inversor vaya donde se capta valor, que es en los momentos iniciales de un negocio”, ahora bien, apela a la prudencia dado el carácter ilíquido de este producto, y “hay que poner al inversor delante de su riesgo y de su perfil”.

En este punto, el Barómetro señala que en los próximos cinco años el peso del mercado privado en las carteras de los inversores oscile entre el 20%-40%

Sin embargo, en el actual contexto de subidas de tipos de interés para frenar la escalada de la inflación, la renta fija es un competidor y “va a tener más importancia en las carteras”.

En cuanto a servicios, la regulación en el RTO (recepción y transmisión de órdenes) “va a ceder en favor de la gestión discrecional y al asesoramiento”, aunque en este último, a su juicio, “mientras permitan los incentivos en el asesoramiento independiente, este va a tener poco recorrido”. Asimismo, considera que la custodia también que se va a desarrollar más en los próximos años.

En comparación con la banca nacional, afirma que, como banca especialista, tiene ventaja además de que, por tamaño, “tenemos menos conflictos de interés”. Si bien, reconoce que las sinergias de los grandes a nivel de banca de empresa benefician a las entidades tradicionales.

Click to read XXXVIII edición del Think Tank BNY Mellon
Compartir en:

Noticias Relacionadas